#PactodeEstado y más…

JUANA SIGUE EN NUESTRA CASA.
Pero hoy también, una vez más son Tristes e indignantes días,
Ayer dos mujeres agredidas en Valencia y una asesinada en Sevilla.
Hoy se firma el pacto de estado contra la violencia machista que deja fuera cuestiones vitales, vitales porque son las vidas de las mujeres las que están en juego. Quien aplaude el pacto, no sabe ni de violencia, ni de machismo, ni ha conocido nunca a sus víctimas.
En este tema, no puede haber mínimos porque es un problema de máximos, de máximo exponente del sistema patriarcal que domina la sociedad en la que vivimos y esto es tan peligroso, tan peligroso, que no se resuelve parcheando, incluso agrava la situación porque se va a usar de excusa, como si lo que se podía hacer ya estuviera hecho, como si la buena intención fuera suficiente, ahora seguirán matando, maltratando, agrediendo mujeres porque alguien entenderá que es el problema de algunos, de aquellos que llevan la violencia a manifestaciones extremas…pues no, la violencia machista está ahí, en el trato y la desatención, en la falta de interés en corregir la desigualdad, en los modelos sociales que se perpetúan, se aplauden y se consienten.
Leo también con estupor, que las corporaciones locales van a ser más independientes a la hora de intervenir en temas de igualdad y violencia (eso dice Abel Caballero), la cuestión no es si son más o menos independientes, la cuestión es si son más o menos feministas (de que nos sirve esa independencia en Alcorcón, por ejemplo) ¿de que nos sirve esa independencia cuando no existen criterios coherentes que veten actuaciones machistas, cuando los programas tienen que ver con los precios y no con la calidad (echad un vistazo a concursos públicos y sus criterios de selección), cuando las intervenciones son sesgadas o solo sirven para lavar caras?
El feminismo tiene mucho que hacer, mucho que decir y muchas ganas de cambiar estos modelos pero también muchos enemigos, los declarados abiertamente y los encubiertos, por ello necesita de la estrategia colectiva, el inconformismo y la desobediencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Centro de preferencias de privacidad

Imprescindibles

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

Cookies de sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.

_unam, cookies.js, gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types]

Advertising

Analytics

Other